google-site-verification: google96d8e0efadf1da79.html
Buscar
  • Leandro G. Rago

La inspección domiciliaria de Tributos y cómo debes actuar


Al tener una Inspección de Tributos sin previo aviso en el domicilio del contribuyente, debemos tener en cuenta:


1) Domicilio particular: ejemplo, un médico o un asesor que tienen su consulta/despacho en habitaciones de su vivienda habitual, es necesario auto judicial, ya que nos encontramos ante un domicilio constitucionalmente protegido.


2) Empresa: con Auto dictado por el Juez instructor, el contribuyente tiene la obligación de colaborar. Cuando el Inspector le notifique debe comprobar si habilita o no a la Inspección para registrar los ordenadores, pues si sólo permite la entrada, la Inspección se extralimita. La diligencia que extiende el Letrado de la Administración de Justicia, una vez realizada la entrada y registro, da fe de lo que allí acontece. El contribuyente debe firmarla pudiendo hacer constar cualquier irregularidad en la misma. Porque  luego puede ser utilizado en un posible recurso, en caso de incumplimiento de la Administración de la normativa vigente.


3) Empresa: con el Auto del Juez de lo Contencioso, cuando éste lo notifiquen, lo que debe realizar el contribuyente es ver si autoriza el registro. En ese supuesto debe ser consciente el contribuyente de que la Inspección ni puede registrar un ordenador ni el Juez de lo Contencioso autorizarlo, no debiendo firmar ningún documento ni rubricar con su firma los soportes en los que se copien los archivos. Puesto que en ese caso podría entenderse que presta su consentimiento a ello.


Si el auto sólo autoriza la entrada, la Inspección debe pedir la documentación que le interesa y el contribuyente se la aportará, pero sin registrar los ordenadores. En el supuesto de que la Inspección quiera copia de archivos, ejemplo libros de IVA, las copias debe hacerlas el propio contribuyente.


4) Empresa: con un oficio del Delegado de Hacienda, se le debe facilitar la entrada y la documentación que solicite, pero sin autorizarles a registrar los ordenadores. En el supuesto de que la Inspección quiera copia de archivos, ejemplo, libros de IVA, las copias debe hacerlas el propio contribuyente.


5) Empresa: sin Auto ni Oficio del Delegado de Hacienda, el contribuyente debe facilitar la entrada, pero no debe facilitar ningún tipo de información hasta que no sea asesorado por un abogado o asesor fiscal según corresponda. No debe firmar ningún documento, ni permitir el registro de sus ordenadores, ni rubricar con su firma los soportes en los que se copien los archivos, bien entendido que el consentimiento tácito para entrar en el domicilio fiscal puede ser evocado en cualquier momento.


No te olvides de dejar tus comentarios y también puedes consultar nuestra página web donde puedes ver toda la información con más detalle o realizar todas las consultas que desees, con gusto responderemos a tus inquietudes.


Si te gustó, no dudes en comentarla y dejarnos tus dudas o sugerencias, cuéntanos!

#LgrAuditor #transformacreayavanza #asesorcontable #asesorfiscal #asesorlaboral

2 vistas