google-site-verification: google96d8e0efadf1da79.html
Buscar
  • Leandro G. Rago

No cometas el error de gastarte el IVA de tus facturas.


Como muchos ya saben, los autónomos son los recaudadores del IVA, ese dinero, no es suyo y cada trimestre lo debe entregar a Hacienda. Muchos se olvidan de este concepto y se lo gastan. Luego vienen la liquidación del impuesto y ahí estamos en problemas por que no poseemos el dinero para pagar a la Agencia Tributaria. Lo más aconsejable es que se separe de los ingresos en una cuenta aparte.


La liquidación no es un gasto, como muchos piensan, es ni más ni menos que una devolución. El trabajador por cuenta propia es un mero intermediario del impuesto entre los clientes y el Fisco. En muchas ocasiones, el autónomo utiliza ese IVA para financiarse a sabiendas que, tarde o temprano, tendrá que devolvérselo a Hacienda. Llegado el momento, puede faltar liquidez para afrontar la liquidación. Lo que conlleva a la consecuencia, la preocupaciones extra y sanciones correspondientes.


Motivos para gastarse el IVA antes de la liquidación


Unas veces por necesidad, para hacer frente a un gasto imprevisto.  Y otras por mala planificación. Pero todo eso genera tensiones de tesorería que pueden acabar dando al traste con el negocio. Es mejor organizarse y considerar el IVA como un dinero ajeno, apartarlo y no utilizarlo en el día a día. Si eso es posible.


Es importante entender que “el IVA es un impuesto que grava al consumidor final, no al autónomo. Es decir, éste es el tributo que tiene que pagar un cliente por un producto o servicio, a parte del precio final”.


Por lo tanto, “que los autónomos piensen que las declaraciones de IVA son como un pago más es un error, pues ese dinero nunca fue suyo”. Por lo que es recomendable “apartarlo" de todas las operaciones para que, cuando llegue el momento de hacer la declaración, las cuentas salgan y el autónomo no pase de ser un transmisor a un pagador del impuesto".


¿Cómo calcular el IVA que debes devolver?


Lo más complejo de hacer las declaraciones de IVA es “recopilar todas las facturas (compras y ventas) correspondientes al trimestre objeto de declaración”. Pero, una vez que se tienen todas, completar el modelo 303 “no es un procedimiento tan complejo”. El formulario habría que hacerlo con tres datos que servirán para completar los apartados de IVA repercutido (el que lleva el precio de la venta que hace el autónomo ) y soportado (el que paga el autónomo por la mercancía). Estos son el importe de la base imponible; el tipo de IVA aplicado, y la cuota o importe final del IVA que se ha cobrado o pagado.


El papel recaudador del autónomo con las retenciones


También podemos mencionar el papel recaudador del autónomo con otras retenciones. Del mismo modo que ocurre con el IVA, sucede con las retenciones que se hacen a los trabajadores en su sueldo y “que también deben dárselo a Hacienda. Aquí sucede igual que con el impuesto sobre el valor añadido. Los autónomos también se lo gastan”.


Muchas veces los autónomos no son conscientes de que esa retención, es decir, 'ese pago de menos que se le hace al trabajador, luego “hay que ingresarlo a nombre del empleado en Hacienda”.


No te olvides de dejar tus comentarios y también puedes consultar nuestra página web donde puedes ver toda la información con más detalle o realizar todas las consultas que desees,con gusto responderemos a tus inquietudes.


Si te gustó, no dudes en comentarla y dejarnos tus dudas o sugerencias, cuéntanos!

#LgrAuditor #transformacreayavanza #asesorcontable #asesorfiscal #asesorlaboral

0 vistas