google-site-verification: google96d8e0efadf1da79.html
Buscar
  • Leandro G. Rago

Paralización de toda la actividad laboral durante el coronavirus



Hola buenas tardes, hoy como todos los martes, les tratamos de poner al día de los acontecimientos impositivos, contable y/o laboral, en esta ocasión les traigo lo que el Gobierno ha decretado sobre la paralización de toda la actividad laboral no esencial durante esta crisis. Veamos de que se trata.


Estas medidas afectan principalmente a todos los trabajadores de los sectores de la industria y la construcción que, durante el estado de alarma, han seguido trabajando, debido a que su actividad no podría realizarse desde sus casas y además, en muchos casos es un trabajo a destajo. Es por ello, que el Gobierno de Pedro Sánchez decretó la paralización por completo del sistema productivo español, salvo aquellos servicios declarados esenciales, descritos en el Anexo I del Real Decreto-Ley 10/2020.


Los servicios esenciales son los referentes a:

  • Todo el Sector de alimentación y distribución, tanto de personas como animales.

  • Sanidad

  • Farmacias

  • Ópticas

  • Productos ortopédicos

  • Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado

  • Medios de comunicación

  • Transporte público

  • Gasolineras

  • Estancos

  • Tiendas de equipos electrónicos

  • Comercio por Internet

  • Telefónico

  • Correspondencia

  • Tintorerías y lavanderías

  • Servicios de Fabricación y distribución de productos de limpieza e higiene

  • Prensa y papelería

  • Servicios bancarios

  • Talleres, sólo a transportistas.

  • Proveedores de estos servicios esenciales.


Por el contrario, no se consideran servicios esenciales, por lo que deberán cerrar, todos los servicios no relacionados con los anterior. En especial mención a las obras de construcción que deberán parar; así cómo, los despachos de arquitectos, inmobiliarias y demás, tampoco podrán seguir abiertas las peluquerías.


El Gobierno ha regulado, cuales eran las características y los efectos del permiso retribuido recuperable, con efectos desde el 30 de marzo hasta el 9 de abril (ambos incluidos). En total, 8 días laborables. Esto quiere decir que , durante ese tiempo, el trabajador seguirá percibiendo su salario y, posteriormente, hasta el próximo 31 de diciembre, los sindicatos y las empresas deben negociar el modo de recuperar esas horas no trabajadas.


La recuperación deberá hacerse respetando los derechos establecidos en el art. 34 ET, es decir, el derecho a la conciliación y los descansos diarios y semanales, y no debe superar la jornada máxima anual prevista en el convenio colectivo de aplicación.


El Real Decreto-Ley 10/2020 que regula esta medida entró en vigor a última hora del domingo, 29 de marzo, se concede una moratoria de 1 día en aquellos casos en los que resulte imposible interrumpir de modo inmediato la actividad.


Esta medida no afectará a los trabajadores que:


  • Estaban desarrollando su actividad en modo de teletrabajo;

  • Los incluidos en un ERTE;

  • Situación de Incapacidad Temporal;

  • Permiso de paternidad o maternidad;

  • Actividad en un servicio considerado esencial;

  • Servicios en un centro cerrado por la declaración del estado de alarma.

  • Jueces, letrados de la administración de Justicia y fiscales.



No te olvides de dejar tus comentarios y también puedes consultar nuestra página web donde puedes ver toda la información con más detalle o realizar todas las consultas que desees, con gusto responderemos a tus inquietudes.


Si te gustó, no dudes en comentarla y dejarnos tus dudas o sugerencias, cuéntanos! #LgrAuditor #transformacreayavanza #asesorcontable #asesorfiscal #asesorlaboral

22 vistas